Palomiteando

El blog de Sergio

Blog Estrenos

Sentimental y talentoso. Yuli.

Yuli es el apodo de Carlos Acosta. Su padre Pedro le llama así porque le considera el hijo de Ogún, un dios africano, un luchador. Sin embargo, desde pequeño, Yuli siempre ha huido de cualquier tipo de disciplina y educación. Las calles de una Habana empobrecida y abandonada son su aula particular. Su padre en cambio no piensa lo mismo, sabe que su hijo tiene un talento natural para la danza y por eso le obliga a asistir a la escuela nacional de Cuba. Pese a sus repetidas escapadas y su indisciplina inicial, Yuli acaba siendo cautivado por el mundo del baile, y así, desde pequeño comenzará a forjar su leyenda, llegando a ser el primer bailarín negro que logrará interpretar algunos de los papeles más famosos del ballet, originariamente escritos para blancos, en compañías como el Houston Ballet o Royal Ballet de Londres.

 

 

Icíar Bollaín nos trae esta película sobre la historia del gran bailarín Carlos Acosta. Nos transporta a Cuba en un viaje fascinante lleno de sentimientos y nos asume en la historia de su familia también contándonos un poco la historia de Cuba.

Paul Laverty ha creado este guión junto la biografía que escribió el mismo Carlos Acosta. La película se centra en la relación que tiene Carlos con su padre y un viaje al pasado en sus recuerdos hasta llegar a la actualidad.

Una forma en la que este film cuentan la historia es con los recuerdos que con la danza le nacen. Que es lo que hace que sea una película tan ligera que ni siquiera te das cuenta del tiempo.

Unas coreografías con muchísima fuerza y energía. La música nos la trae Alberto Iglesias que eso ya es una buena escusa para dejarnos llevar y junto a Alex Catalán que se encarga de una estupenda y maravillosa fotografía que nos muestra la delicadeza y la sensibilidad de las escenas de danza y las escenas de drama familiar.

 

 

5 nominaciones a los premios Goya 2019.

Mejor música original Alberto Iglesias

Mejor guion adaptado Paul Laverty

Mejor actor revelación Carlos Acosta

Mejor sonido Eva Valiño, Pelayo Gutiérrez, Alberto Ovejero

Mejor dirección de fotografía Álex Catalán

Los bailarines bailan, pero los artistas se arriesgan.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *