Palomiteando

El blog de Sergio

Blog Especiales

El resurgir del cine Bélico en una Alemania Nazi. El Capitán

En los últimos momentos de la II Guerra Mundial, en plena caída del III Reich, un soldado de 19 años, andrajoso y hambriento, roba el uniforme de un capitán nazi. Haciéndose pasar por un oficial, reúne a un grupo de desertores y comienza a matar y saquear a su paso a través de la golpeada Alemania nazi, descubriendo la monstruosa identidad de aquellos de los que trata de escapar.

 

 

El director Robert Schwentke nos tiene acostumbrados a sus películas de genero fantástico y ciencia ficción como la trilogía Divergente, Red, aunque también se cuela el drama Mas allá del tiempo.

Hasta que nos deleita con esta verdadera obre de arte del séptimo arte como es El Capitán. Puro arte narrado en una fotografía impecable en blanco y negro que nos habla de esta lucha por sobrevivir en los últimos momentos de una guerra en la cual todo vale.

Una nueva visión sobre el genero de cine bélico e histórico el cual es imposible no podernos en la piel de este joven en la que solo le queda esa esencia animal por sobrevivir por encima de toda ética y todo tipo de atrocidades por conseguirlo.

Una historia totalmente desgarradora en la cual descubrimos el mas oscuro rincón de la mente humana por salvarse ante todo y en los que dentro de ellos tienen una belleza increíble gracias al equipazo de fotografía capitaneado por Florian Ballhaus , que lo consiguen esta maravilla visual en blanco y negro que de esta forma crea su magia, la cual nos transporta a una época pasada pero no tan lejana en la que nos narran estos hechos. Tampoco podemos dejar de lado a lo que para mi hacen un pareja perfecta que es el compositor Martin Todsharow que hace de punto final en muchos momentos en los que la imagen y la música son los principales protagonistas.

 

Lo Mejor:

Algo diferencia al cine bélico que estamos acostumbrados, un viento nuevo en cuanto a ver la otra parte de esta guerra, los desertores y esa lucha de supervivencia.

El increíble trabajo que hace Max Hubacher. La deshumanización del personaje principal una vez que el mismo se cree sus engaños y cae en una espiral en la que el miedo que siente al comienzo es el alimento que le sigue durante la película en la que no hay remordimientos si el vive.

Rodada en un espléndido blanco y negro en el que no estamos acostumbrados y me imagino que seria un poco para evitar las escenas sangrientas y de gran impacto que tiene en prácticamente toda la película, hace que nos demos cuenta de otros detalles y asimilemos la película de la mejor manera posible.

Un verdadero regalo narrativo y visual.

Basada en hechos reales, en las que Herold acabó con 170 vidas en total debido a el mismo llegar a creerse su propio engaño y convertirse en El verdugo de Emsland.

 

 

Juntos seremos fuertes.

 

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *